21.7.09

más allá de tus sueños.


Si ofenderte es escribirte de una manera franca, pues entonces merezco que caigan los rayos del cielo y me electrocuten mientras escribo esto.
Si no te acuerdas quien mantuvo tu rostro lloroso para decirte con suave voz calma que la vida no se acaba, quiero que aquellos rayos destruyan entonces cada célula que contenga aquel recuerdo. Porque me da exactamente igual perder o ganar, pero si me importa que te vayas sin saber lo que mi alma canta en esta triste ciudad.

Y si en algo mi recuerdo te emociona, ríe como siempre; así como trate de tenerte como una estrella siempre sonriente, y si te sigue ofendiendo esto no te preocupes que el cianuro hará su efecto cuando termine esto. Pero si dentro de ese corazón oscuro nace una luz capaz de alumbrar como el sol, no te vayas a dormir sin mirar un rato mi retrato.





No hay comentarios.:

Mi compañera mimada

Compañera tierna, me preguntas el porqué de mi silencio,  y me pregunto yo el porqué de tu pregunta. No es acaso compañera que por la...