28.2.08

Borra mi rostro que ya da igual si sigues o no.

La sangre ha entrado en sus genes a recordar que el mal genio esta presente, sin razón de serlo ni con motivo alguno, me estorba todos con sus idioteces que hay que tolerarles siempre. Una melancolía me embarga el alma dejando un vació enorme que solo puedo llenarlo con mi mal genio.

Por lo menos reconozco que en esa sed de violencia prefiero refugiarme en lo más lejano de los seres queridos para no tratarlos mal, porque seria capaz de estrangular con mis manos la estupidez permanente de la gente. La culpa tengo yo de ser tan cuadrado, de no entender las mentes perfectas que Dios ha enviado.


“Es perjudicial para la salud creo yo, pero necesario para el alma también creo yo”

No hay comentarios.:

Mi compañera mimada

Compañera tierna, me preguntas el porqué de mi silencio,  y me pregunto yo el porqué de tu pregunta. No es acaso compañera que por la...